Yo tengo una perra
se llama Lunita
es pequeña y blanca
un suave pompón.
Ella salta y corre
a veces se eleva
de tan veloz que es.
Cuando me mira y sonríe
sale la luna y el sol
quiero tanto a Lunita
que mis brazos
se hacen cuna para
abrazarla mejor.
Mi perra callejera
la trajo el viento
cansada y hambrienta
estuvo seis meses
sin poder ladrar,
ahora canta y ruge
con su aullido de terciopelo,
mi perra Lunita es la mejor.


 
Envíale ésta página a alguien especial
pulsá en el sobre
 

-Mantenimiento y actualización web Iris Azul-

ir a la anterior poesia pasar a la siguiente poesia
use nuestro formulario de mail directo para escribirnos su comentario escribanos a: valeria_azul@ciudad.com.ar

volver al indice de poemas de esta seccion